Home Quién es Marketing Desarrollo
Personal
Innovación y
Creatividad
Competencias
Directivas
Marketing
Educativo
Contactar
jQuery Banner Rotator
  • Marta Prieto Asiron - Marketing, Desarrollo Personal

  • Marta Prieto Asiron

Domingo, 21 de Enero del 2018

» Innovación y Creatividad - Mis Artículos
Share |
Valorar: Resultados:
214 votos
» Predicar con el ejemplo

 

Desconcertante, pero alarmantemente habitual, es encontrarnos en nuestras vidas con empresas--o personas--que practican justo lo contrario de lo que intentan vendernos: auditoras con las cuentas poco claras; inmobiliarias con edificios decadentes; escuelas de negocios mal gestionadas; agencias de viajes con empleados que no saben geografía; empresas de limpieza sucias; empresas de tecnología con equipos informáticos obsoletos; dentistas con los dientes torcidos; empresas de seguridad robadas; bancos en bancarrota; médicos que fuman; decoradores con casas feas; propietarios de gimnasios gordos; predicadores pecadores; autoescuelas con multas; políticos corruptos; escritores analfabetos; humoristas antipáticos; psiquiatras locos; bailarines patosos; jueces delincuentes; ONGs fraudulentas; bodegueros abstemios; profesores de yoga estresados; etc.

Pero, afortunadamente, cada vez es más difícil mantener el modelo de  “en casa del herrero, cuchillo de palo”. Los consumidores, cada vez más, compramos credibilidad. Solo creemos lo que vemos, no lo que nos cuentan. Y no hay credibilidad si no se predica con el ejemplo.

Los empleados de una compañía, nunca antes tan inteligentes, nunca antes tan exigentes,  están dispuestos a comprometer su talento,--muchas veces sin condiciones--, en proyectos que den sentido a sus vidas. El compromiso de los clientes hoy no se genera sin compromiso de la empresas con ellos y con  la sociedad en su conjunto. Los inversores financieros comprometen recursos en proyectos con los que los gestores estén comprometidos. 

Las empresas con posiciones de liderazgo y productos y marcas icono tienen mayor responsabilidad a la hora de ser de verdad lo que ellas quieren que sean sus clientes, sus empleados y sus socios. 

Pues ya sabemos lo que toca. Y, como decía Confucio, “si ya sabes lo que tienes que hacer y no lo haces, entonces estás peor que antes.” 


 


Marta Prieto Asirón © 2009




 
Club de Amigos
Suscribirse
Sígueme en Facebook - Marta Prieto Asirón Sígueme en twitter - @mprietoasiron LinkedIn Marta Prieto Asirón
Marta Prieto Asirón © 2018    |    Todos los Derechos Reservados    |    Politica de Privacidad